Make your own free website on Tripod.com

Entrenamiento en Ajedrez (Segunda parte)

Las tres ballenas de la maestría ajedrecísticas: Cálculo de variantes, Intuición Posicional y Visión Combinatoria.

Por el M.I. Bernal González Acosta

En el artículo anterior abordamos la importancia de lo que llamamos las Particularidades Psicológicas en la personalidad de un jugador de ajedrez. En él aprendimos de la voluntad, de la lucha, del valorar al ajedrez estéticamente, de la confianza en nosotros mismos y del analizarnos regularmente.

Sin estas virtudes no podríamos llegar muy lejos en el firmamento ajedrecista.

Esta vez profundizaremos en los elementos en que se divide el ajedrez.

Si recordamos las cuatro

condiciones propuestas por Botvinnik para llegar a ser un buen ajedrecista, vemos que es el talento la única que no va a depender de nosotros, ya que si lo tenemos magnífico, sino a trabajar en las demás condiciones. En esto recordamos la vieja fórmula:

                Talento =10.

                Trabajo=50.

                Talento + Trabajo=100.

Aparte de la 1era. las otras tres condiciones son perfectamente desarrollables por parte nuestra. Hemos visto que el carácter, al cual llamamos particularidades psicológicas, puede ser educado si ponemos empeño y voluntad. Igual podemos ponernos física y mentalmente en condiciones para enfrentar la labor ajedrecística, cumpliendo con ello con la tercer condición: salud.

Por último nos queda la cuarta condición: el trabajo, la cual podemos implementar de una manera razonable de acuerdo al tiempo que dispongamos para el ajedrez.

¿Qué nos separa entonces del campeonato mundial o por lo menos del título que deseamos obtener?

Bueno además de tiempo, la forma en que hacemos las cosas, la forma de prepararse, de estudiar ajedrez.

Pero entonces ¿cómo hacerlo bien? ¿cómo no pasar años leyendo y leyendo libros sin un resultado más sobresaliente?

Eso es lo que vamos a tratar de ir solucionando a partir de ahora.

Como primer punto debemos recordar que existen una serie de valores que rigen nuestro proceso de superación, los cuales están dados ya en las particularidades psicológicas. Definitivamente sin lucha e instinto asesino, no podremos avanzar mucho en el ajedrez.

Como segundo punto vamos a abordar lo que es nuestro objeto de estudio: el ajedrez. Debemos en este sentido saber qué es, como está compuesto y cual es su historia.

Vamos entonces a partir de una  definición tácita he histórica del juego, la cual lo divide en dos partes: El ajedrez es un juego dominado por elementos estratégicos y tácticos, y que se puede descomponer en muchas pequeñas partes, con la idea de estudiarlas por separado y perfeccionarse en ellas.

Para fundamentar esta afirmación veamos primero las divisiones tradicionales que se han hecho del juegos ciencia con el motivo de hacer más fácil su entrenamiento.

La primera como dijimos es la que lo divide en táctica y estrategia, la segunda es la que propone diversas fases del juego: apertura, medio juego y final. Como sabemos estas dos divisiones se complementan, ya que en cualquiera de las tres fases del juego se presentan cuestiones tácticas y estratégicas.

Entonces:

                  Apertura       Táctica

Ajedrez  - M. Juego   -    Estrategia

                    Final

 

Así en nuestro andar como ajedrecistas nos hemos puesto muchas veces a estudiar apertura o finales, o hasta un poco de estrategia ya que hemos dicho que en nuestro “estilo táctico” se nos a limitado lo posicional. Todo eso esta bien, pero un verdadero estudio del juego requiere una división más profunda.

Para ello el Gran Maestro ruso Alexander Kotov, propone una división más detallada, en la cual aparecen lo que él llama las Tres Ballenas  [1]:

·         Cálculo de variantes.

·         Intuición Posicional.

·         Visión Combinatoria.

Sobre estas tres categorías, dice Kotov, es que va a girar el grado de maestría que se tenga en el ajedrez.

Veamos que significa cada una:

  ·        Cálculo de Variantes:

Esto se refiere a la condición de calcular, de una manera rápida y ordenada, el mayor número de jugadas a futuro que se pueden dar en una partida de ajedrez. Dentro de esta categoría se encuentran elementos como la elección de la mejor jugada, la imaginación de posiciones futuras, el árbol del análisis, etc.

Para ilustrarla veamos un ejemplo:

En esta posición juegan las blancas, ellas deben calcular con precisión las variantes que se les presentan.

¿Puede usted hacerlo? ¿cuántas jugadas puede ver adelante?

Vamos a pedirle que analice lo mejor posible esta posición y al final de su veredicto sobre el resultado.

Un jugador bien entrenado debe ser capaz de analizar un gran número de jugadas a futuro, imaginándose las posiciones que vendrán y encontrando en ellas la mejor jugada. ¿Ya lo hizo usted en el diagrama anterior? Bueno, si lo realizó bien usted siguió el siguiente orden:

a-Buscó las jugadas candidatas, o sea las que posiblemente son mejores en esta posición. Ahí definió:1.Rf4 y 1.Rd3.

b-Luego calculó la primera opción, que es la que le parece más viable,  observó cerca de 8 jugadas adelante y se imaginó la siguiente posición:

 

En ella las blancas ganan. La secuencia analizada fue la siguiente:

1.Rf4 Rc4* 2.Rg5 Rb4 3.Rxh5   Rxa4 4.Rg6 Rb3 5.h5 a4 6.h6 a3 7.h7 a2 8.h8D.

*En este momento usted se dio cuenta que las negras podían jugar también 1...Re6, por lo cual son dos sus jugadas candidatas. Inicialmente usted siguió con la que le pareció más importante, pero luego revisa la segunda, ya que no valla a estar ahí la continuación que le empata lo que usted consideraba una partida ganada. Veamos:

1... Re6 2.Rg5 Re5 3.Rxh5 Rf5 4.Rh6 Rf6 5.h5 Rf7 6.Rg5 Rg7 7.Rf5 Rh6 8.Re5 Rxh5 9.Rd5 Rg5 10.Rc5 Rf5 11.Rb5 Re6 12.Rxa5 Rd7 13.Rb6 Rc8 14.Ra7 [14.a5 Rb8 15.a6 Ra8 16.a7=] 14...Rc7 15.a5 Rc8 16.a6 Rc7 17.Ra8 Rc8 18.a7 Rc7=

Menuda sorpresa ¿no?

En este momento es importante anotar otro elemento fundamental que es parte de la maestría ajedrecística, el cual es un instrumento que nos guía a través de las tres ballenas: El conocimiento de esquemas y posiciones típicas (cuadros de análisis como los llamaremos posteriormente o esquemas cognitivos como algunos les llaman). Como ejemplo a ello podemos ver en la variante anterior que el conocimiento del final de peón torre y rey contra rey, nos hubiera hecho terminar el análisis en la jugada 13, ya que lo siguiente sabríamos que es tablas gracias a un esquema preconcebido de estos finales.

Seguimos con el ejemplo. Nos queda una posibilidad por analizar 1.Rd3, a ella vemos que después de  1...Re5 la posición es simétrica a la inicial, por lo cual los intentos de ganar con 2.Rc4 serían contrarrestados con 2...Rd6. La posición es entonces tablas.

El árbol de variantes surgido de nuestro análisis anterior se formaría de la siguiente manera:

                1.Rf4         Rc4 2.Rg5...

                                Re6 2.Rg5...

1.?

            

 1.Rd3            Re5...

 

Hemos visto entonces en este simple ejemplo lo que es el calcular variantes, la elección de las mejores jugadas (jugadas candidatas) y la formación del árbol de análisis (de variantes). Todo parte de la primera “ballena”.

Ahora bien, cada uno de estos elementos (y otros más que están contenidos  acá) tienen  por supuesto, un desarrollo mucho más amplio, con reglas y formas para realizarlos, los cuales profundizaremos posteriormente.

Finalizaremos  lo que es el análisis de variantes con un ejemplo tomado del Libro “Piense como un Gran Maestro” de Kotov. Invitamos al lector a que analice primero la posición y después compare sus resultados con las variantes que se dan más adelante. Cómo ayuda le indicamos que la primera jugada blanca es Txf6, pero ¿cómo continúa después el ataque blanco?

 

 (Tomado de Kotov,1985)

                    1.?              

La posición es derivada del análisis de una partida  entre Boleslavsky-Flor, en 1950.

De ella nos serviremos para ejemplificar lo que es el análisis de variantes.

Como vemos juegan las blancas, que llevan una pieza de menos. A su favor tienen la expuesta situación del rey negro, pero para poder aprovecharla, deben actuar con rapidez, antes de que este bando termine su desarrollo.

El desarrollo de las variantes es el siguiente:

 

1.Txf6+ gxf6 2.Dh5+ Rg8

[2...Re7 3.Te1+ Rd6 (3...Rd7 4.Df7+ Rd6 5.Af4+ Rc5 6.Ae3++-) 4.Af4+ Rd7 5.Df7+ Rc8

6.Te8++-;

 2...Re6 3.¦e1+ y todo igual que en la variante anterior.;

 2...Rg7 3.Ah6+ Rg8 4.Dg4+ Rf7 5.Td7+ Ae7 6.Dg7++-]

 3.Dg4+ Rf7

 [3...Ag7 4.Dc4+ Rf8 5.Ab4++-] 4.Dc4+ Rg6

[4...Re8 5.Te1+ Ae7 6.Ab4 Dc7 7.Dc5+-;

4...Rg7 5.Ae3 Dc7 (5...Db4 6.Td7+ Rg6 7.Df7+ Rf5 8.g4+ Re4 9.Dxf6+-) 6.Dg4+ Rf7 7.Td7++-] 5.De4+ Rf7 6.Aa5 Ah6+

[6...Dc5 7.Td7+ Ae7 8.Ab4 Dg5+ 9.f4+-] 7.Rb1 Tad8 8.Dc4+ Rg7 9.Dg4++-

Menuda tarea esto de analizar variantes ¿verdad?

 

·        Intuición Posicional:

La segunda ballena se refiere  a la destreza que hay que poseer para salir adelante en la lucha posicional. Kotov la divide en dos partes: a-Valoración Posicional  y b-Plan de Juego.

 

a-Valoración Posicional:

Entiéndase para iniciar que valoración posicional es todo aquello que podamos decir de la posición sin referirnos a variantes.

 Esta parte tiene su origen en las propuestas del considerado padre del ajedrez moderno: Guillermo Steinitz. Su teoría nos recuerda a los procedimientos que siguen los químicos para descomponer la materia, sintetizándola en sus elementos básicos.

Pues a eso mismo es a lo que se refiere la valoración posicional. En ella el ajedrecista descompone  la posición en sus elementos básicos y va analizando cada uno, para luego relacionarlos entre sí. De esa relación se obtiene cual elemento es primordial y cual no, y se puede definir al final quién tiene ventaja.

Sintetizamos acá la lista de elementos que pueden darse en una partida de ajedrez según Kotov, y los explicamos brevemente:

_Superioridad material: es la ventaja en piezas o peones que llevemos, lo cual es generalmente el principal objetivo que buscamos antes del jaque mate.

_Posición del rey: Es el segundo elemento a evaluar cuando miramos una posición, ya que al ser el rey el centro de todo el juego su riesgosa ubicación podría definir la lucha.

_Estructura de Peones:

Todos sabemos que la estructura de peones es la que va a definir las características de una posición, ya que es la que va a darle su carácter abierto o cerrado, es la que va a bloquear o facilitar la acción de las piezas, es la que va a definir quién posee la ventaja de espacio, e inclusive en dónde están las debilidades de cada bando.

Este es tal vez el elemento más amplio ya que, como vimos, se divide en muchos pequeños puntos:

                a-Ventaja de espacio.

                b-Casillas débiles.

                c-Puntos débiles.

                d-Peones pasados.

                e-Centro.

                f-Columnas abiertas.

                g-Diagonales abiertas.

                h-Peones aislados.

                i-Peones débiles, etc.

 

_Posición de las piezas:

Esto se refiere a la colocación activa o no que tiene cada pieza en el tablero, y la coordinación que despliegan entre ellas.

 

Por otra parte debemos aclarar que cada posición posee una valoración estática y una dinámica. La primera es la que hacemos partiendo de los elementos concretos que nos da la posición, sin considerar su valor real en la partida, la segunda es en la que ya consideramos esos aspectos y definimos cuáles son importantes y porqué.

Veamos el siguiente diagrama para ejemplificar el tema. Trate de valorar la posición presentada usted mismo, y luego compare sus conclusiones con las que se presentan.

 

 

La posición pertenece a una partida Botvinnik-Flor, 1936. En ella podemos realizar la siguiente valoración [2]:

 

a-Material:

Iguales.

 

b-Posición de los reyes:

Ambos reyes poseen una situación relativamente segura, aunque el blanco estaría en condiciones de llegar más rápido al centro que su colega negro.

 

c-Estructura de peones:

_Espacio: como podemos apreciar el bando blanco posee ventaja de espacio en el flanco de dama y en el centro (peones adelantados c5 y e5), mientras que el negro la posee en el flanco de rey (f5).

_Casillas débiles (son las que no pueden ser defendidas por peones): En el blanco encontramos d5, b4,  y e4 principalmente. En el negro b6 y d6. En este sentido es importante recordar que una casilla no es débil si no se le puede explotar, por ello e4 y b4 no son tan importantes en la presente posición. Por su parte d5 sí lo es, pero con la dificultad de que al tener el negro débil d6, la pieza que ubique en d5 quedará “desconectada” a partir del momento que el blanco ubique en d6 su caballo.

_Puntos débiles (son aquellas casillas que aunque sí pueden ser defendidas por peones eso significará un debilitamiento de la posición): Blancas: g4. Negras:c4.

En este sentido vemos que g4 no tiene gran trascendencia, en cambio por c4 se trasladará el caballo blanco a d6 y desde ahí atacaría el débil peón de a5.

_Peones pasados: No hay por el momento. Pero podemos observar que el negro podría hacer uno en f4 jugando previamente g5. Además de que el blanco podría tener uno en la sexta fila y apoyado si le cambian el caballo que ubicará en d6.

_Centro: El centro, al igual que la posición en general, es cerrado, notándose eso sí una preponderancia blanca que es ayudada por su ventaja de espacio.

_Columnas abiertas: No hay, están las semiabiertas “d” y “f”, siendo la primera más importante ya que encaja la debilidad de d4, pero al igual que los demás problemas blancos, se solucionaría ubicando su caballo en d6. Por otra parte el blanco podría abrir la columna “b” jugando b4,  y así atacar directamente lo que sería el peón débil y retrasado de b7.

_Diagonales abiertas: Están la d5-b3 y d5-h1 que podrían ser aprovechadas por las negras si ubicarán su dama en d5; y la c1-h6 que controla el alfil negro. Como vemos en este sentido las blancas tampoco deben preocuparse, ya que una dama en d5 del negro le llevaría los tiempos necesarios para poder colocar el caballo en d6, y por otro parte la diagonal c1-h6 no tiene gran importancia en esta partida.

_Peones aislados no hay en esta posición.

_Peones débiles (peones que no pueden llegar a ser defendidos por otros peones): Blancas: d4 y b3.

Negras: a5, b7 y e6. Vemos acá que las debilidades negras son aparentemente más explotables que las blancas, ya que como mencionamos, la cruda debilidad del peón retrasado de d4 sería cubierta con el caballo. Por su parte las debilidades negras si pueden ser explotadas ya que a5 puede ser atacado desde c4 por el caballo y desde algún punto de la diagonal e1-c3 por la dama. Además e6, aunque está más cubierto puede ser atacado desde c4 por la dama blanca y b7, como dijimos, sería presa fácil si el blanco abre la columna “b” en el momento oportuno. Como principio podemos obtener la relativización de otra regla: que un peón débil no es débil sino existen líneas  para atacarlo.

 

d-Posición de las piezas:

Se puede observar que debido a la falta de espacio las piezas negras están más limitadas. Comparando entre las de uno y otro bando obtenemos:

_La dama blanca posee más espacio y actividad que la negra.

_Las torres de ambos bandos se encuentra en una situación bloqueada.

_La diferencia sustancial la establece la ventaja que sobre el alfil tiene el caballo, ya que puede acceder a los puntos débiles del negro.

En este sentido un caballo blanco en d6 no solo supondría la ventaja de esta pieza sobre su homóloga negra: el alfil, sino también restringiría toda la posición negra, acrecentando con ello la ventaja de las piezas mayores blancas sobre las negras.

Habiendo analizado cada punto de la posición desde una perspectiva dinámica y estática vemos que las blancas tienen una considerable ventaja.

Vayamos ahora a conocer la forma en como el gran excampeón del mundo logro consumar su ventaja. En esto es importante que el lector valla revisando, a la luz de los acontecimientos,  la valoración antes expuesta.

La partida continuó:

1.Cb1 Df8 2.Ca3 Ad8 3.Cc4 Ac7 4.Cd6 Tb8 5.Tb1 Dd8 6.b4 axb4 7.Txb4 Axd6 8.exd6 Da5 9.Tdb3 Te8 10.De2 Da8 11.Te3 Rf7 12.Dc4 b5 13.Dc2 Txd6 14.cxd6 c5+ 15.Rh3 cxb4 16.Dc7+ Rg8 17.d7 Tf8 18.Dd6 h6 19.Dxe6+ Rh7 20.De8 b3 21.Dxa8 Txa8 22.axb5 Td8 23.Txb3 Txd7 24.b6  1-0

Esperamos que la partida anterior halla servido como ejemplo de lo que es una valoración posicional.

Es importante aclarar, tal y como en los ejemplos de Cálculo de Variantes, que lo que pretendemos por ahora es ilustrar al lector qué son a grandes rasgos las tres ballenas, más adelante profundizaremos en ellas y cómo entrenarlas, además de abordar otros puntos importantes de la práctica ajedrecística.

 

Vendríamos ahora a explicar a qué es lo que nos referimos con Plan de Juego, y posteriormente a abordar la tercera ballena: la Visión Combinatoria. Esos temas y cómo plantear el entrenamiento en ajedrez basados en estas divisiones, es lo que estaríamos abordando en el siguiente artículo.

 

 

Bibliografía:

_Kotov,A; (1983). Juegue como un Gran Maestro. Editorial Ricardo Aguilera, Colección Club de Ajedrez; Madrid-España.

_Kotov,A; (1985). Piense como un Gran Maestro. Editorial Ricardo Aguilera, Colección Club de Ajedrez; Madrid-España.



[1] Nombre basado en la mitología bíblica en donde se dice que de ellas va a depender el grado de arte y de destreza que se posea.

 

[2] Para esta valoración mezclaremos los aspectos estáticos con los dinámicos, pero para lograr diferenciarlos, los segundos irán en cursiva.

 

Descargar  artículo

1